Preventing Diseases And Infection Control 740X400

Los gérmenes están por todas partes. No temas, la mayoría son totalmente inofensivos. Algunos incluso son buenos, como las bacterias que tenemos en el intestino que ayudan a la digestión. Lo importante es proteger a tu familia de gérmenes que puedan causar enfermedades bacterianas y demás infecciones.

¿Cómo se propagan los gérmenes?

Las bacterias dañinas y otros gérmenes se pueden transmitir en el hogar o en las personas y los animales domésticos, o en los alimentos y el agua contaminados.

El cómo se propagan se debe en parte a nosotros:

La limpieza de superficies contaminadas sin una higiene adecuada (como un paño que no se limpia con regularidad) puede provocar que los gérmenes se pueden propagar rápidamente a otras áreas. Sin saberlo, también podemos recoger gérmenes en nuestras manos con lo que tocamos en el día. Después se pueden propagar a todo lo que tocamos hasta la próxima vez que nos lavamos las manos. 

Del mismo modo, si una persona tiene una enfermedad viral como la gripe, pequeñas gotas de humedad de la boca pueden ser portadoras de gérmenes en el aire al toser, estornudar o simplemente respirar. Estos gérmenes pueden contaminar cualquier superficie en que aterricen o infectar a otras personas al ser inhalados. 

Esto es lo que llamamos la cadena de infección - bacterias dañinas y otros gérmenes que accidentalmente se transmiten de una persona a otra y causar infección. Por suerte, la cadena se puede romper. 

Cómo romper la cadena de infección 

La mejor forma de detener la propagación de gérmenes es a través de una buena higiene. Aquí algunas formas de ayudarte:

  • Lávate las manos con regularidad usando jabón líquido antibacterial – sobre todo antes de comer, antes y después de preparar los alimentos, y después de toser, estornudar, ir al baño o cambiar un pañal.
  • Cubre tu nariz y boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar. Tira los pañuelos desechables usados en el cesto de basura y lávate las manos.
  • Maneja y prepara los alimentos de forma segura. Limpia con regularidad las superficies y tus manos, separa los alimentos crudos de los cocidos, cuece bien los alimentos, enfría los alimentos frescos y cocinados para desacelarar el crecimiento de las bacterias.
  • Las vacunas (o inmunizaciones) son una excelente forma de protegerse de infecciones serias. Asegúrate de que tu familia tenga actualizadas las vacunas recomendadas por tu profesional de la salud.
  • Limpia y desinfecta regularmente las superficies – sobre todo las superficies en contacto con los alimentos y superficies que se tocan con regularidad como las llaves de agua, manijas de puertas y teclados de teléfonos.

Limpiar o desinfectar: ¿Cuál es la diferencia?

Limpiar significa eliminar la suciedad y algunos gérmenes, por lo general con un detergente o un enjuague a fondo con agua caliente de la llave. En el caso de muchos objetos pequeños (como cubiertos y vajilla), esto es suficiente para que su uso sea seguro. 

Desinfectar significa matar a la mayoría de los gérmenes presentes. Esto es importante para las superficies más grandes o fijas donde no se puede enjuagar a fondo (por ejemplo, cubiertas de trabajo, lavabos, fregaderos y aparatos telefónicos). Desinfectar regularmente las superficies de tu casa es una de las mejores maneras de prevenir la propagación de gérmenes y bacterias dañinas.  

Recuerda que incluso en una casa limpia se introducen bacterias dañinas. Busca en nuestro sitio más información sobre enfermedades comunes y nuestra asesoría si enfermaras tú o uno de tus seres queridos.