332 Toddlers Guide To Hand Washig 740X400px

Lavarse las manos es una forma sencilla pero poderosa para ayudar a que tú y tu hijo se conserven sanos. Establecer hábitos sanos para lavarse las manos durante la infancia es clave para ayudar no sólo a que tu pequeño, sino toda tu familia permanezcan sanos evitando que los dañinos gérmenes proliferen y causen enfermedades.

Esas hermosas manos se meten en todo tipo de líos con gérmenes todos los días. Exploran y conocen el mundo, pero los gérmenes que recogen pueden hacer que tu pequeño y algún otro miembro de tu familia se enfermen. Por suerte, lavarse las manos en forma regular puede eliminar estos gérmenes, lo que quiere decir que tus hijos no tienen que limitar su diversión para conservarse sanos.

Al enseñar a los niños, sobre todo a los más pequeños, a lavarse las manos, es muy importante convertir este hábito en una diversión y premiarlos cuando lo hagan bien.

A todos nos gusta que nos reconozcan cuando hacemos las cosas bien, y los niños no son la excepción. Prémialos y recompénsalos, puede parecer extraño pero al principio ésta es una magnífica forma de hacerlos que repitan este sencillo pero poderoso hábito para mantenerse sanos. Considera la posibilidad de utilizar una gráfica con calcomanías para registrar cada ocasión en que se laven las manos de la manera correcta y, una vez que reúnan cierta cantidad de calcomanías de premio podrías darles un regalo especial para motivarlos a continuar.

Los ojos de tu pequeño captan todo y se darán cuenta cuando tú no te lavas las manos, de modo que deberás poner el ejemplo y siempre tendrás que lavarte las manos cuando sea necesario. Si en ese momento tus hijos están contigo, explícales por qué te lavas las manos y muéstrales cómo lo haces... ya sabes cuántas veces repiten lo que dices y haces, de manera que ayúdales a seguir tu buen ejemplo al lavarte las manos.

Quizás te sientas un poco cohibido(a) al principio, pero es muy importante adquirir la rutina de lavarse bien las manos a la edad más temprana posible para conservar la salud no sólo de tu hijo sino de toda tu familia.

Sin embargo, lavarse las manos es algo más que sólo frotarlas rápidamente con jabón si quieres conservarlas sanas y libres de gérmenes que causan enfermedades, de modo que aquí le presentamos una guía definitiva para la salud de los niños pequeños.

Cuándo tu hijo necesita lavarse las manos

Tres puntos clave para que ellos sepan cuándo se deben lavar las manos:

  • Antes de consumir cualquier alimento.
  • Siempre después de ir al baño o usar el baño entrenador.
  • Antes de participar en la preparación de cualquier alimento.

Aún cuando tu hijo no vaya a estudiar para chef, si están juntos en la cocina y tú vas a preparar los alimentos muéstrale que se va a lavar las manos.

Como es natural, si entran en contacto con cualquier objeto que tenga gérmenes, si tocan alguna cortada o picadura e incluso si han estado jugando en el exterior siempre es bueno fomentarles el hábito de lavarse las manos, ¡porque como tú sabes esos pequeños dedos tienen la costumbre de tocar todo aquello que tú no quieres que toquen!

Lavarse las manos, 6 pasos para tener manos saludables

¡Todo depende de cómo lo manejes! Has que sea divertido, canta una canción, muéstrale formas con sus manos y has que las imiten. Incluso podrías pedirle a tu pequeño que te enseñe a lavarte las manos. Quizás necesite algunos recordatorios ¡Pero es sorprendente ver la rapidez con la que tu hijo empezará a recordarte que debes lavarte las manos!

Feliz lavado de manos

1. Enjuaga

Moja las manos con agua corriente limpia a una temperatura agradable para eliminar toda la mugre o el polvo.

2. Jabón Líquido Antibacterial para manos

Aplica suficiente Jabón Líquido Antibacterial Lysol® para manos y forma una espuma blanca y espesa al frotar las manos.

3. Frota

Tómate  20 segundos para dar masaje a las manos con la espuma. Tiempo suficiente para cantar 'Feliz Cumpleaños' dos veces (sin embargo, quizás no en voz alta). Durante este tiempo asegúrate de:

  • Frotar las manos, palma con palma
  • Frotar todos los dedos y los espacios entre ellos
  • Frotar las uñas en las palmas
  • Frotar el dorso de ambas manos

4. Enjuaga

Enjuaga sus manos bajo el agua para eliminar todo el jabón.

5. Seca

Lo ideal es que seques sus manos por completo con una toalla seca y limpia, de preferencia de papel. Coloca todas las toallas de papel usadas en el bote de basura.

6.  Premia

Premia a tu hijo por hacerlo bien. Recuerda el dicho: 'una acción recompensada es una acción repetida.'

Aunque en ocasiones no todo va a ser miel sobre hojuelas y tus mejores esfuerzos quizás no salgan como lo planeas, recuerda que le enseñas a tu hijo una habilidad vital que le ayudará a mantenerse sano por el resto de su vida. 

Desgraciadamente, cada año, miles de personas, sobre todo niños y otros grupos vulnerables en especial en países en vías de desarrollo, mueren por enfermedades que se podrían haber prevenido con facilidad mediante la simple acción de lavarse las manos, de modo que inculca a los niños hábitos sanos que pueden marcar una diferencia mucho mayor de lo que tú crees.