Puntos clave para los gérmenes en el baño | Limpiador para baños | Lysol®
Breadcrumbs

Seguridad en el Baño de tu Casa

Conocelos puntos clave para los gérmenes en tu baño

Sabías que, aún cuando es probable que el inodoro en el baño contenga bacterias y otros gérmenes porque normalmente lo limpiamos con limpiadores especiales para inodoros con el fin de eliminar las manchas y el sarro, éstos representan pocos riesgos para su salud. Por otra parte, es más probable que las bacterias se extiendan a otras áreas que tocamos (asiento del inodoro, manija para vaciar el inodoro, llaves de agua) con las manos contaminadas mientras usamos el baño.

Para una higiene adecuada en el baño, asegúrate de prestar mucha atención a los puntos clave donde se reproducen los gérmenes.

Los 4 puntos clave para los gérmenes en el baño

  • Superficies que tocamos con las manos: Las superficies que tocamos normalmente como la manija del inodoro, el asiento del inodoro, las llaves de agua, las perillas de las puertas y los botes de basura) se pueden contaminar durante el uso normal del baño. Si tienes un niño pequeño que está descubriendo la diversión de abrir las llaves de agua y vaciar el inodoro, una higiene adecuada es todavía más importante. Limpia con regularidad y desinfecta con frecuencia las superficies que tocamos utilizando un limpiador desinfectante antibacterial como el Atomizador Desinfectante para Baño Lysol®, que limpia y desinfecta sin dejar residuos químicos dañinos.
  • Paños / Esponjas: Los paños para limpiar el baño y las esponjas en la bañera pueden albergar gérmenes si se quedan húmedas. Desinfecta en forma regular los paños que se vuelven a utilizar y las esponjas lavándolos por separado con agua caliente (más de 60°C).
  • Artículos para la Higiene Personal: Los artículos de uso personal como cepillos dentales y cepillos para las uñas se pueden contaminar y, por tanto, actúan como una fuente de gérmenes. Guárdalos en lugares donde sea improbable que los alcancen los gérmenes y después de usarlos enjuágalos muy bien con agua corriente y sécalos de inmediato.
  • No olvides lavarte las manos: Las manos constituyen una de las causas más importantes de contaminación cruzada e infección cruzada en el hogar. Recuerda lavarte las manos con agua limpia y jabón líquido antibacterial después de ir al baño.