Seguridad de los Alimentos | Higiene Adecuada en la Cocina | Lysol®
Breadcrumbs

Seguridad de los alimentos e higiene en la cocina

Las Cuatro C's

Muchas personas piensan que cuando estamos enfermos y tenemos diarrea es el resultado de una intoxicación con alimentos adquirida fuera de casa. Sin embargo, la mayor parte de las intoxicaciones con alimentos ocurren en la casa y son el resultado directo de una higiene inadecuada en la cocina, con gérmenes provenientes de los alimentos crudos (incluidos carne, aves, huevo, pescado y mariscos, fruta y verdura cruda) que se transfieren a las superficies en la cocina o a otros alimentos mientras prepara la comida, o alimentos que no se cocinan de manera apropiada.

Evita las intoxicaciones con alimentos en casa siguiendo los cuatro puntos clave: para la seguridad de los alimentos: Contaminación Cruzada, Limpieza, Cocinar y Congelar.

Los Cuatro C's para la higiene de los alimentos

Contaminación cruzada

Una de las principales causas de intoxicación con alimentos es la contaminación cruzada. Ésta se produce cuando los gérmenes dañinos de un alimento pasan por accidente a otro - casi siempre en las manos de una persona o en los utensilios de cocina. Pero estos riesgos para la salud se pueden prevenir con facilidad:

  • Lávate las manos con jabón líquido antibacterial y agua limpia antes de tocar los alimentos e inmediatamente después de manejar alimentos crudos (por ejemplo, carne, huevo), manejar el bote de basura, tocar a las mascotas o ir al baño. Lysol® No touch; Sistema Automático Jabón Líquido ofrece una excelente manera de evitar la contaminación cruzada. Sólo tienes que acercar tus manos y el jabón antibacterial cae sobre ellas automáticamente.
  • Limpia y desinfecta todas las superficies inmediatamente después de preparar los alimentos.
  • Lo ideal es utilizar tablas para picar de distintos colores para los alimentos crudos y aquéllos que están listos para consumirlos.
  • Cubre la comida o guárdala en contenedores sellados para evitar que entren los gérmenes.
  • Guarda y prepara los alimentos crudos lejos de la comida que está lista para consumirla.
  • Mantén a las mascotas o animales alejados de las áreas donde preparas y consumes los alimentos.

Casa Limpia

  • Desinfecta los objetos de la manera correcta y en el momento oportuno para eliminar todos los gérmenes dañinos y evitar que se extiendan a los alimentos.
  • Asegúrese de que todos los utensilios y el equipo estén limpios y sin manchas antes de usarlos.
  • Limpia y desinfecta con frecuencia los objetos que la gente toca a menudo, como llaves de agua / grifos, manijas de las alacenas e interruptores.
  • Limpia todas las superficies donde preparas los alimentos utilizando el Atomizador Desinfectante para Cocina o las Toallitas Desinfectantes para Superficies Lysol®, inmediatamente después de preparar los alimentos.
  • De ser posible, usa toallas de papel o paños desechables y si vuelves a usar los paños, desinféctalos al terminar cada tarea (y no utilices el mismo paño para limpiar otros lugares).

Cocinar

Cocina muy bien la carne para eliminar los gérmenes dañinos que causan la intoxicación por alimentos. Para verificar que la carne esté bien cocida, inserta un cuchillo en la parte más gruesa - la carne no deberá tener un color rosado y el jugo debe ser claro. Cuando recalientes los alimentos, asegúrate de que se calienten muy bien con el vapor y nunca los vuelva a calentar más de una vez.

Congelar

El hecho de mantener los alimentos fríos (0–5°C, 32–41°F) o congelados desacelera el crecimiento de las bacterias dañinas. Siempre revisa las instrucciones de almacenamiento y la fecha de caducidad en el empaque de los alimentos. Si te sobra comida, cúbrela y guárdala en el refrigerador o en el congelador dos horas después de prepararla, verificando que esté totalmente fría. Si es necesario, sepárala en contenedores más pequeños para que se enfríe más rápido.