Breadcrumbs

Higiene de la cocina en tu casa

Conoce los puntos clave con gérmenes en su cocina

Muchas familias pasan la mayor parte del tiempo reunidas en la cocina, y éste también es un lugar muy popular entre las bacterias. De hecho, casi todos los casos de intoxicación con alimentos comienzan en la casa más que fuera de ésta, como resultado de una higiene deficiente de los alimentos y la cocina. Entonces ¿Qué puedes hacer para prevenir la propagación de bacterias dañinas?

No necesitas bombardear toda tu cocina con limpiadores, pero hay algunas zonas clave donde habitan los gérmenes que necesitas limpiar más que otros para tener la certeza de que tu cocina es segura.

Principales zonas clave con gérmenes en tu cocina:

Paños o esponjas: Si los paños con los que limpias se quedan húmedos, las bacterias crecerán con rapidez en ellos. Estas bacterias se pueden extender a otros objetos y superficies en la cocina al utilizar estos paños para limpiarlos. Puedes utilizar paños desechables para limpiar o desinfectar los paños y esponjas que se pueden volver a usar.

Superficies con las que los alimentos tienen contacto: Las superficies de los muebles de la cocina y las tablas de picar se contaminan con facilidad con bacterias de los alimentos crudos como carne, aves, ensaladas, frutas y verduras. Es necesario guardar por separado la comida cruda y la que está lista para consumirse y lo ideal es utilizar tablas para picar de diferente color para cada una. Es preciso limpiar y desinfectar todas las superficies después de utilizarlas y posteriormente lavarse muy bien las manos con jabón líquido antibacterial.

Superficies que tocamos con frecuencia: Hay muchas superficies en la cocina que representan una ruta de acceso potencial para la transmisión de los gérmenes. Antes de preparar los alimentos, deberás lavarte las manos con jabón líquido antibacterial aún cuando no se vean sucias. Debes desinfectar las superficies con frecuencia ya que pueden estar contaminadas por el contacto con las manos sucias que recogen las bacterias de los alimentos crudos. Algunas de las superficies que tocamos con frecuencia en la cocina incluyen:

  • Superficies internas del refrigerador, el congelador y la estufa
  • Perillas de las puertas y manijas de los cajones
  • Superficies de las mesas de trabajo o Llaves de agua

Fregaderos: Se pueden contaminar al enjuagar los alimentos crudos (por ejemplo, aves, fruta, ensaladas y verduras) para lavarlos antes de preparar la comida. También el hecho de enjuagar objetos como esponjas y paños para limpiar o utilizarlos para limpiar el fregadero aumenta la contaminación con bacterias. Las superficies de los fregaderos y el área que los rodea, incluidas las llaves del agua, se deben desinfectar con frecuencia utilizando el Atomizador Desinfectante para Cocina Lysol®

Bote de basura: El bote de basura es otro punto importante donde se acumulan los gérmenes. Utiliza un bote con tapa para que no tengan acceso a éste las mascotas y las plagas y reducir los olores. Vacíalo, límpialo y desinféctalo con frecuencia utilizando el Aerosol Desinfectante de Superficies y Ambiental Lysol®, sin olvidar la limpieza y desinfección de manijas y tapas.

No olvides lavarte las manos: Las manos constituyen la causa más importante de contaminación cruzada e infección cruzada en el hogar. Cuando utilices la cocina, asegúrate de lavarte las manos con jabón líquido antibacterial antes y después de preparar los alimentos y antes de comer.