Alergias

Una alergia es un trastorno de hipersensibilidad del sistema inmunológico, en la cual, el cuerpo reacciona de una manera extrema a un alérgeno (por lo general, sustancias ambientales seguras, que van desde alimentos hasta medicamentos comunes, polvo, polen y muchas más) y causa una respuesta inflamatoria en el organismo del individuo afectado.

Las respuestas alérgicas varían y pueden ir desde síntomas de alergia que causan molestias ligeras hasta reacciones anafilácticas que ponen en riesgo la vida en los casos más extremos.

Causas

Existen miles de alergénicos que pueden disparar las alergias, pero algunos de los más comunes incluyen:

  • Alergénicos en el aire: polvo y polen.
  • Caspa de los animales: material que se desprende de la piel de los animales como células dérmicas. Similar a la caspa de los humanos.
  • Alergénicos alimenticios: mariscos, productos lácteos, nueces y/o semillas y gluten, huevo y pescado.
  • Medicamentos: aspirina y penicilina.
  • Picaduras de insectos: avispas y abejas.
  • Plantas: césped y ortigas.
  • Sustancias: Látex.

Síntomas

  • Erupciones en la piel
  • Ámpulas
  • Enrojecimiento y picazón de los ojos
  • Tos
  • Respiración sibilante
  • Estornudos
  • Ataques de asma
  • Dolor abdominal y vómito
  • Anafilaxia

Evita la exposición

  • Evita la exposición a alergénicos que sabes que pueden provocarte una reacción. Esto se logra con mayor facilidad en el caso de las alergias a alimentos y medicamentos. Lee con detenimiento todas las etiquetas s en los alimentos y los medicamentos con el fin de evitar aquellos ingredientes que puedan provocarte una reacción alérgica.

Elimina el polvo de tu casa.

  • Para las alergias causadas por sustancias en el aire como polvo y polen, la mejor forma de ayudar a reducir la exposición es aspirando muy bien las superficies suaves (como alfombras, muebles tapizados y almohadas) y limpiando las superficies duras con un producto como las Toallitas Desinfectantes Lysol®. Estas prácticas toallitas eliminan el 99.9% de los gérmenes* y está comprobado que eliminan hasta el 90% de los alergénicos, como partículas de polen, ácaros y caspa de las mascotas.

Medicamentos y Antihistamínicos

  • Los medicamentos como los antihistamínicos pueden reducir y minimizar el efecto de las alergias y son muy útiles sobre todo contra los alergénicos que se encuentran en el aire (como la fiebre del heno) puesto que se encuentran a nuestro alrededor en el medio ambiente. Los descongestionantes y aerosoles nasales pueden manejar algunos de los síntomas comunes provocados por las alergias respiratorias / a las sustancias que se encuentran en el aire.
  • Las reacciones anafilácticas severas potencialmente ponen en riesgo la vida y a menudo son provocadas por ciertos alimentos, medicamentos y picaduras de insectos. Durante un ataque, por lo regular se administra adrenalina para tratar a la persona afectada. Siempre se debe consultar al médico.

Preguntas Frecuentes

Si padezco alguna alergia, ¿Soy más propenso(a) a otras alergias?

No necesariamente. Las alergias comunes pueden variar en gran medida de una persona a otra. Es posible que una persona sólo sea alérgica a un alergénico, en tanto que otra puede serlo a varios. La fiebre del heno es una alergia común y, mientras que una persona puede ser alérgica a distintos tipos de polen, otra puede presentar reacciones alérgicas a un tipo de polen y, de hecho, no todas las reacciones e intolerancias en el cuerpo humano son provocadas por las alergias.

¿Si yo soy alérgico(a) a algo, mis hijos también lo serán?

Las alergias se pueden heredar de los padres. Sin embargo, los incrementos en las reacciones alérgicas no se pueden explicar únicamente por factores genéticos y los científicos buscan factores ambientales como los niveles de alergénicos y la contaminación ambiental para entender mejor las causas de raíz de las respuestas alérgicas.