Gripe aviar | Síntomas de gripe aviar | Periodo de incubación de gripe aviar | Lysol®
Breadcrumbs

Gripe aviar

No sólo los humanos adquieren la gripe, también los animales. Los gatos, perros, vacas, cerdos y aves tienen su propio virus de la gripe y la gripe aviar afecta a las aves de corral (incluidos pollos, patos, pavos y gansos), aves silvestres e incluso aves mascotas como periquitos australianos y loros.

Existen muchos tipos de gripe aviar, y la mayoría no afectan a los humanos, aunque en ocasiones raras, la gripe aviar sí infecta a los seres humanos con consecuencias que pueden ser graves. La transmisión por lo general ocurre directamente a través de un ave infectada. Cabe observar que no todas las aves se infectan. Esto significa que un ave aparentemente sana puede ser un riesgo de salud. Conoce a continuación más acerca de las causas de la gripe aviar, los síntomas y su prevención.

Causas

La gripe aviar se transmite a través del contacto directo y prolongado con aves infectadas. Pueden estar vivas o muertas e incluye excretas del ave infectada, inhalar secreciones que estornuden las aves infectadas, y la matanza y preparación de aves de corral para alimentos. Aún cuando la transmisión normalmente no se da entre humanos, se pueden dar brotes debido a este contacto directo con las aves y por lo general puede dar como resultado un número de muertes.

El periodo de incubación de la gripe aviar es de 2 a 8 días que es más tiempo que la gripe estacional y en algunos casos dura hasta 17 días.

¿Cuánto dura el contagio de la gripe aviar? Siete días a partir de la aparición de los síntomas de la gripe aviar, aunque las personas por lo general no contagian después de cinco días.

Síntomas

Los síntomas típicos de la gripe aviar incluyen:

  • Dolor muscular
  • Fatiga
  • Temperatura alta
  • Tos y escurrimiento nasal
  • En algunos casos, sangrado de encías y nariz
  • Diarrea o vómito
  • Dolor de cabeza
  • Falta de aire

Los síntomas son muy semejantes a la gripe estacional (además del sangrado de encías y nariz), por lo que si presentas alguno de los antes mencionados, no debes suponer que tienes gripe aviar. Si te preocupa, acude a tu médico o asesor de cuidados de la salud.

 

No puedes hacer mucho para detener la propagación de la gripe aviar entre las aves, aunque hay varias formas de protección para ti y tu familia. Por ejemplo:

  • Evita el contacto directo con las aves: Para reducir la exposición potencial al virus de gripe aviar durante un brote, evita visitar mercados de animales vivos y granjas de aves de corral o superficies contaminadas con excrementos de aves. Evita tocar las aves, particularmente si están enfermas o muertas.
  • Lavado regular de las manos: al igual que en el caso de la gripe estacional, el lavado regular de las manos con jabón líquido antibacterial es fundamental para detener la propagación de gérmenes que causan la enfermedad. Si estás en contacto con aves, sus secreciones o excrementos, lávate bien las manos con agua y jabón líquido antibacterial

Preguntas Frecuentes

Puedes contagiarte de gripe aviar por comer aves de corral infectadas.

Si las aves de corral infectadas no están bien cocidas, entonces sí, aunque la gripe aviar no se puede transmitir a través de las aves de corral o huevos bien cocidos.