Infecciones cutáneas | Tipos y causas | Lysol®
Breadcrumbs

Infecciones cutáneas

Las infecciones cutáneas ocurren cuando los gérmenes dañinos (generalmente una bacteria, hongos o virus) logran introducirse a través de una cortada o abertura en la piel y logran crecer. Muchas infecciones cutáneas responden bien a los remedios simples de venta libre, aunque a veces se necesita un tratamiento con antibióticos.

Entérate más acerca de qué causa las infecciones cutáneas, qué debes buscar y algunos pasos simples para mantener tu piel limpia y saludable.

Causas

Las bacterias, los hongos y los virus por lo general son los culpables de infecciones cutáneas. Al igual que todos los gérmenes nocivos, se pueden transmitir de una persona a otra por contacto de piel a piel; y alrededor del hogar en nuestras manos, ropa, mascotas, alimentos y objetos del hogar.

Existen varios tipos diferentes de infecciones cutáneas y el tipo de infección depende del microorganismo causante. Algunos tipos comunes de infecciones cutáneas son:

Furúnculos

Un furúnculo es una protuberancia roja dolorosa en la piel que por lo general se desarrolla en el cuello, la cara, la axila o glúteos.

Celulitis

La celulitis es una infección bacteriana de la capa profunda de la piel (dermis) y la capa de tejidos grasos y blandos (los tejidos subcutáneos) que se encuentra debajo de la piel.

Tiña

La tiña es una infección por hongos que con frecuencia afecta a las partes expuestas del cuerpo, como las piernas, los brazos o la cara causando salpullido de color rojo en forma de anillo.

Pie de atleta (Tinea pedis)

El pie de atleta es una infección por hongos que por lo general causa comezón, ardor y descamación de la piel agrietada en el espacio entre los dedos del pie.

Síntomas

Los síntomas varían dependiendo del tipo de infección, aunque algunos síntomas comunes incluyen:

  • Ámpulas
  • Comezón
  • Llagas
  • Dolor y malestar
  • Ardor
  • Pus
  • Salpullido

Si presentas alguno de estos síntomas, consulta a tu médico o profesional de la salud ya que tal vez necesites un tratamiento con antibióticos para tratar la infección cutánea antes de que sea más seria.

 

Lávate las manos

Las infecciones en la piel son altamente contagiosas, así que recuerda lavarte las manos con regularidad con jabón líquido antibacterial. Si te encuentras fuera de casa, prueba el Gel antibacterial o las toallitas húmedas antibacteriales para manos Lysol®

Baño regular en regadera o tina

Las infecciones pueden aparecer en cualquier parte de tu piel. Un baño regular completo elimina los gérmenes y bacterias nocivas.

No compartas

Si alguien en tu casa tiene una infección cutánea, lava bien todos los objetos que utilice (como ropa de cama, toallas, vasos y cubiertos) antes de que los uses tú.

Secarse

Al secarte totalmente y cambiarte rápido de ropa húmeda o sudorosa ayudas a reducir las infecciones cutáneas por hongos. Recuerda también usar sandalias en áreas comunes de vestidores o regaderas.

Primeros auxilios

Los gérmenes pueden infectar fácilmente las cortadas y rasguños por lo que si te lastimaste, limpia la herida y aplica un antiséptico para matar cualquier gérmen que pudiera quedar luego cubre la herida para evitar el acceso de suciedad y gérmenes.

Preguntas Frecuentes

Sólo los atletas pueden adquirir pie de atleta

Falso. Pie de atleta obtuvo su nombre debido a que el hongo que causa la infección tiende a esconderse en lugares que usan los atletas como vestidores, regaderas y gimnasios. Sin embargo, cualquier persona que esté expuesta al hongo se puede infectar, no sólo los atletas.