Breadcrumbs

Infección por estafilococos e higiene de la piel

Conoce acerca de esta infección cutánea común y cómo prevenirla con una buena higiene

Todos queremos una piel saludable. Nos hace sentir bien con nosotros mismos y nos da confianza al conocer a otras personas. Pero, ¿Sabías que no importa qué tan saludable sea, se vea y se sienta tu piel, de igual forma recoge muchos tipos de microorganismos como el Staphylococcus aureus?

La mayoría de las veces, esta bacteria te provoca poco o ningún daño. Pero si se profundiza en la piel, puede conducir a una infección bacteriana, conocida como infección por estafilococo. Por lo general una infección por estafilococos se puede tratar con cremas o tabletas de antibióticos, pero algunas infecciones por estafilococos, como las causadas por MRSA, pueden ser resistentes a ciertos antibióticos, dificultando aún más el tratamiento para la infección.

Causas

La bacteria Staphylococcus aureus puede propagarse por el aire en escamas de piel (polvo), por contacto de piel a piel o por tocar superficies contaminadas. Tu piel forma una barrera natural contra las bacterias y otros gérmenes, pero cuando se rompe o se corta, el Staphylococcus aureus puede introducirse a tu cuerpo y causar una infección por estafilococos.

Estas se pueden clasificar en dos grupos:

  • Infecciones cutáneas y de tejido blando. Estas infecciones son leves cuando las bacterias infectan la piel alrededor del punto de entrada.
  • Infecciones invasivas. Si las bacterias se introducen en tu torrente sanguíneo y después a los huesos, pulmones y corazón. Puede causar una infección mucho más grave que a veces pone en riesgo la vida.

 

Síntomas

Síntomas de algunas infecciones cutáneas y de tejido blanco comunes:

Furúnculo - protuberancia dolorosa roja en la piel que puede desarrollar al centro una acumulación purulenta amarilla. Exprimir puede causar una mayor infección, por lo que es mejor dejar que reviente y se seque por sí mismo.

Impétigo – afecta principalmente a los niños y es muy contagiosa y se manifiesta en úlceras que pueden reventarse dejando una costra de color amarillo-marrón, o como ampollas grandes llenas de líquido sin dolor. El rascarse provoca que las bacterias se propaguen.

Celulitis – infección bacteriana por debajo de la superficie de la piel, provocando que se enrojezca, duela, se hinche y se forme una ámpula. También puedes sentir escalofríos y náuseas.

Síndrome de la Piel Escaldada - afecta principalmente a bebés y niños menores de cinco años con una extensa formación de ampollas que parece como si la piel se escaldara con agua hirviendo. Los bebés también sufren altas temperaturas y la descamación de la piel.

Si tienes alguno de estos síntomas, debes consultar a tu médico o profesional de la salud, ya que necesitarás un tratamiento de antibióticos para tratar la infección.

Lavado de manos

Lávate muy bien y con regularidad las manos con agua y jabón líquido antibacterial, incluso después de ir al baño y antes de comer

Mantener la piel limpia

Toma un baño de regadera o tina diario para mantener tu piel limpia y saludable.

Mantener las cortadas y heridas cubiertas

Si tienes una cortada o una herida, limpia, trata con un antiséptico y cúbrela con un vendaje para evitar que se contamine con la suciedad y los gérmenes. Cambia el apósito con regularidad, asegurándote de que te lavas las manos antes y después para evitar mayores riesgos de infección.

Preguntas Frecuentes

Las personas con alergias son más propensas a infecciones por estafilococos

Verdad: Las personas con reacciones alérgicas cutáneas como el eccema son más propensas a las infecciones cutáneas, particularmente por Staphylococcus aureus, debido a que su sistema inmunológico está más enfocado en la alergia que en combatir la infección. Las personas con eccema son más propensas a rascarse o frotarse la piel para aliviar el picor, que puede dañar la piel aún más, dejándola abierta a la infección.