Infecciones de vías urinarias | Causas de infecciones de vías urinarias | Lysol®
Breadcrumbs

Infecciones de vías urinarias

Las infecciones de vías urinarias son muy comunes y tienden a afectar más a las mujeres que a los hombres. Pueden ser bastante dolorosas pero mejoran solas en unos días, aunque en algunos casos se necesitan antibióticos.

Conoce más acerca de las infecciones en vías urinarias, sus causas y cómo evitar un viaje doloroso al baño.

Causas

"Vías urinarias" es un término colectivo para las partes de tu cuerpo que producen y eliminan la orina que incluyen riñones, uréteres, vejiga y uretra.

Una infección de vías urinarias (IVU), es cuando una o más vías se infectan, por lo general por bacterias que entran desde el exterior a la uretra. En casos muy raros, las infecciones se pueden deber a bacterias en el torrente sanguíneo. Una infección de la vejiga se conoce como cistitis, mientras que la infección de la uretra se llama uretritis.

Una infección de vías urinarias no es de transmisión sexual, aunque algunas mujeres se han dado cuenta que la irritación de tener relaciones sexuales pueden producir una infección de vías urinarias. En los hombres, las infecciones de vías urinarias se pueden desencadenar debido a un angostamiento (estrechez) de la uretra, una infección anterior de transmisión sexual, una piedra en la vejiga o problemas con la glándula prostática.

Síntomas

Puedes presentar uno o más de los siguientes síntomas:

  • Sensación de dolor o ardor al orinar
  • Necesidad súbita de orinar (no lo puedes contener)
  • Dolor de espalda o estómago
  • Orina turbia u olor desagradable
  • Sensación general de malestar

Estos son muy normales y por lo general desaparecen en unos días. Sin embargo, si estás embarazada, tienes diabetes, fiebre alta, o los síntomas empeoran rápidamente lo recomendable es que llames a tu médico.

Con frecuencia se recetan antibióticos para el tratamiento de infección de vías urinarias, aunque existen varias formas de reducir el riesgo de adquirir una infección

  • Buenas prácticas de higiene personal – el baño diario en regadera o tina, lavado de tus partes íntimas y limpiarte de adelante hacia atrás cuando vas al baño. La mayoría de las infecciones de vías urinarias son a causa de bacterias del ano que se transmiten accidentalmente a la uretra.
  • No te aguantes. Ve al baño en cuanto sientas la necesidad de orinar.
  • Vacía tu vejiga después de tener relaciones sexuales. Esto ayudará a eliminar las bacterias alrededor de la uretra.
  • Evita la constipación si tienes dificultar para hacer popó. Incluye mucha fibra en tu dieta y toma agua todo el día para mantener un movimiento intestinal regular.
  • Toma jugo de arándano. El jugo o las cápsulas de arándano son una forma natural de aumentar tus defensas contra infecciones de vías urinarias.