Enfermedades transmitidas por el agua| Enfermedades | Lysol®
Breadcrumbs

Enfermedades transmitidas por el agua

Las enfermedades transmitidas por el agua representan un desafío importante para la población mundial, sobre todo en los países en vías de desarrollo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UNICEF calculan que son responsables de 80% de todas las enfermedades y de una tercera parte de las muertes en los países en vías de desarrollo. En un reporte independiente, la OMS estima que 88% de todas las enfermedades transmitidas por el agua se deben a una higiene deficiente, a la falta de sanidad y al suministro de agua inseguro.

Sin embargo, el agua es un requisito fundamental para la vida del ser humano y constituye 70% de nuestro cuerpo. Una persona promedio necesita beber de seis a ocho vasos de agua al día.

Causas

Las enfermedades transmitidas por el agua se deben a dos causas principales:

  • Riesgos químicos y contaminación industrial; por ejemplo, niveles peligrosos de sustancias químicas, nitratos o metales pesados en el suministro de agua debidos a la contaminación industrial o al uso excesivo de químicos agrícolas.
  • Peligros microbianos que contaminan de manera invisible el agua con bacterias, virus y organismos parasitarios que provocan enfermedades. Gran parte de esta contaminación se presenta a través del agua que entra en contacto con desechos animales y humanos. Sólo un gramo de heces puede contener hasta 100 mil millones de microbios.

Síntomas

Las enfermedades transmitidas por el agua son muchas y muy variadas, desde diarrea y cólera hasta polio y meningitis. Pueden ser increíblemente severas, pueden cambiar la vida e incluso poner en riesgo la vida de aquellos que se infectan, pero hay algunas acciones que puede emprender para protegerse de las enfermedades y padecimientos transmitidos por el agua.

  • Diarrea y Gastroenteritis
  • Dolor y cólicos abdominales
  • Tifoidea
  • Disentería
  • Cólera
  • Meningitis
  • Enfermedad de la lombriz de Guinea
  • Hepatitis
  • Polio
  • Asegurarse de que el agua esté visiblemente limpia y libre de tierra o arena. Es posible filtrar el agua para eliminar todos los contaminantes visibles.
  • Siempre debe beber agua limpia. Utilice agua potable limpia o agua clara hervida para purificarla con tabletas o líquidos para matar cualquier microorganismo dañino que esté presente. No beba agua sin tratar.
  • Asegúrese de que el agua almacenada tenga una calidad microbiana aceptable para su uso subsecuente.
  • Practique una higiene adecuada de manos, lavándose muy bien las manos con jabón líquido antibacterial después de ir al baño, antes de preparar los alimentos y antes de comer.
  • Asegúrese de lavar, limpiar y cocinar muy bien los alimentos para matar las bacterias dañinas y otros gérmenes que puedan estar presentes.
  • Vacúnese para protegerse de las enfermedades que es posible prevenir con una vacuna.

Preguntas Frecuentes

¿Las enfermedades transmitidas por el agua sólo ocurren en los países en vías de desarrollo?

Las enfermedades transmitidas por el agua pueden ocurrir en cualquier país, sin embargo, son más prevalentes en el mundo en vías de desarrollo, debido a menudo a la falta de una infraestructura para proporcionar agua limpia segura, drenaje y medidas sanitarias.

¿Las enfermedades transmitidas por el agua sólo afectan a las comunidades vulnerables?

Este es un mito, las enfermedades transmitidas por el agua pueden afectar a cualquier persona, sin embargo, dependiendo de la enfermedad provocada, pueden impactar en forma más severa a niños, bebés, ancianos y aquéllos que viven con padecimientos crónicos.