Breadcrumbs

Consejos para lavarse las manos

Las seis excusas que la mayor parte de la gente inventa

Lavarse las manos en forma regular es el paso de higiene más importante para combatir la propagación de bacterias y otros gérmenes - del tipo de gérmenes que pueden dar lugar a malestar de estómago, resfriado, gripa y otros problemas de salud serios.

Pero aún así la gente no hace lo que debe

Éstas son las seis excusas que la gente inventa con mayor frecuencia para no lavarse las manos (y por qué son erróneas).

1. No he ido a ninguna parte

Aún cuando esté en casa durante toda la mañana, habrás recogido gérmenes en tus manos sin darte cuenta. ¿Sabías que las bacterias pueden sobrevivir en las superficies de las manos desde un par de horas hasta varios meses? De modo que los teclados y auriculares de los teléfonos, las perillas de las puertas, el control remoto de la TV y cualquier superficie que la gente toque con frecuencia pueden ser puntos importantes para la transferencia de bacterias.

2.No se ven sucias

La mugre y la tierra que tocamos todos los días pueden transportar todo tipo de gérmenes. De manera que siempre es bueno lavarse las manos cuando se ven sucias. Pero ¿Qué sucede con los organismos microscópicos que no vemos?

En nuestra rutina diaria recogemos gérmenes constantemente, sobre todo después de ir al baño y preparar los alimentos. De modo que es importante saber cuándo lavarse las manos y hacerlo en la forma correcta.

3.Estoy muy ocupado

¿Tienes prisa? No para detenerse a lavarse las manos, sobre todo después de ir al baño, pues podría costarle mucho más. De hecho, cada año en el Reino Unido las ausencias en el trabajo debido a enfermedades tienen un costo para los patrones de $9,885 mxn por cada empleado en su negocio.

Por ejemplo, el Norovirus da lugar a un promedio de cuatro días laborales perdidos. Es una de las causas más comunes de enfermedades y diarreas y se extiende sobre todo a través del contacto con una persona infectada, como al estrechar su mano.

4.Se me olvidó

Con todo lo que pasa, es fácil olvidar lavarse las manos. Por lo que debes tratar de establecer una rutina para adoptar el hábito.

Lávate las manos antes de:

  • Comer o preparar los alimentos
  • Curar una herida o administrar un medicamento
  • Cargar a un bebé o a un niño
  • Cambiar un pañal

Lávate las manos después de:

  • Manejar alimentos
  • Cambiar un pañal o ir al baño
  • Tener contacto con fluidos corporales (sangre, saliva, vómito, etc.)
  • Manejar animales y mascotas
  • Vaciar el bote de basura
  • Estar en el jardín

Por último, lávate las manos siempre que se vean sucias, o si hay algún enfermo en la casa.

5. No tengo a la mano jabón y agua

¿Está fuera de casa? Siempre es bueno llevar contigo Toallitas Antibacteriales para Manos Lysol o Gel Antibacterial para Manos Lysol® que te ayudán a eliminar 99.9% de los gérmenes* - que le será útil si va a tomar algún refrigerio o si utiliza el transporte público.

6. Los gérmenes son benéficos para el sistema inmunológico

Cierto, algunas infecciones le ayudarán a estimular su sistema inmunológico y de esta manera prevenir que se enferme por la misma infección una vez más, pero no siempre es así (por ejemplo, intoxicación con alimentos). Además, la exposición a los gérmenes en general no nos protege de infecciones específicas.

De los miles de millones de microorganismos con los que tenemos contacto todos los días, muy pocos son seriamente dañinos. De modo que ayuda a tu sistema inmunológico y lávate las manos - siempre que lo necesites.