Breadcrumbs

Siempre hay gérmenes en tus manos. ¡Lávalas!

Las tres excusas que la mayor parte de la gente inventa

Lavarse las manos en forma regular es el paso de higiene más importante para combatir la propagación de gérmenes que pueden dar lugar a malestar de estómago, resfriado, gripa y otros problemas de salud

Estas son las tres excusas que la gente inventa con mayor frecuencia para no lavarse las manos (y por qué son erróneas).

  1. No he ido a ninguna parte

Aun cuando estás en casa durante toda la mañana, habrás recogido gérmenes en tus manos sin darte cuenta. De modo que los teclados y auriculares de los teléfonos, las perillas de las puertas, el control remoto de la TV y cualquier superficie que las personas toquen con frecuencia pueden ser puntos importantes para la transferencia de gérmenes.

  1. No se ven sucias

Muchos de los objetos con los que estamos en contacto en nuestro día a día, pueden transportar todo tipo de gérmenes. De manera que siempre es bueno lavarse las manos aunque no se vean sucias.

  1. Se me olvidó

Con todo lo que pasa a nuestro alrededor, puede ser fácil olvidar lavarse las manos. Por lo que debes tratar de establecer una rutina para adoptar el hábito.

Lávate las manos antes de:

  • Comer o preparar los alimentos
  • Curar una herida o administrar un medicamento
  • Cargar a un bebé o a un niño
  • Cambiar un pañal

Lávate las manos después de:

  • Manejar alimentos
  • Cambiar un pañal o ir al baño
  • Tener contacto con fluidos corporales (sangre, saliva, vómito, etc.)
  • Tocar animales y mascotas
  • Vaciar el bote de basura
  • Siempre que se vean sucias
  • Si hay algún enfermo en la casa

 

Desinfecta tus manos después de lavarlas

¿Está fuera de casa? Siempre es bueno llevar contigo Toallitas húmedas para manos contra bacterias o Gel contra bacterias para manos que eliminan el 99.9% de los gérmenes*. Una ves que hayas lavado tus manos con agua y jabón, podrás desinfectarlas con productos Lysol®.

 

*Escherichia coli (E. coli), Staphylococcus aureus.