Breadcrumbs

Cómo mantener limpias las manos de tus pequeños

Manteniendo la salud de tu bebé

Lavarse las manos es una forma sencilla pero poderosa para ayudar a que tú y tu hijo se conserven sanos. Establecer hábitos sanos para lavarse las manos durante la infancia es clave para ayudar no sólo a que tu pequeño, sino toda tu familia permanezca sana evitando que los dañinos gérmenes proliferen y causen enfermedades.

Al enseñar a los niños, sobre todo a los más pequeños, a lavarse las manos, es muy importante convertir este hábito en una diversión y premiarlos cuando lo hagan bien.

Lavarse las manos, 6 pasos para tener manos saludables.

  1. Enjuaga

Moja las manos con agua corriente limpia a una temperatura agradable para eliminar toda la mugre o el polvo.

  1. Jabón Líquido Antibacterial para manos

Aplica suficiente Jabón Líquido Antibacterial Lysol® para manos y forma una espuma blanca y espesa al frotar las manos.

  1. Frota

Tómate 20 segundos para dar masaje a las manos con la espuma. Tiempo suficiente para cantar 'Feliz Cumpleaños' dos veces (sin embargo, quizás no en voz alta). Durante este tiempo asegúrate de:

  • Frotar las manos, palma con palma
  • Frotar todos los dedos y los espacios entre ellos
  • Frotar las uñas en las palmas
  • Frotar el dorso de ambas manos
  1. Enjuaga

Enjuaga sus manos bajo el agua para eliminar todo el jabón.

  1. Seca

Lo ideal es que seques sus manos por completo con una toalla seca y limpia, de preferencia de papel. Coloca todas las toallas de papel usadas en el bote de basura.

  1. Premia

Premia a tu hijo por hacerlo bien. Recuerda el dicho: 'una acción recompensada es una acción repetida.

Sigue cada uno de estos consejos y le darás a tu hijo la higiene que necesita y al mismo tiempo lo protegerás de gérmenes y virus.