Juego seguro

Consejos para volver tu casa segura para los niños

Los niños y los bebés son exploradores natos, utilizan todos sus sentidos (en especial el tacto y el gusto) para descubrir el mundo que los rodea. Sigue nuestros consejos de seguridad e higiene para proteger a tus hijos de las enfermedades o las lesiones mientras exploran y juegan en tu casa.

¿Mi casa es segura para los niños?

Al volver tu casa segura para los niños, piensa en cada habitación como tu hijo la ve: del piso hacia arriba. Aquí te presentamos una lista breve:

  • Si es posible, asegura a la pared los libreros, anaqueles y cajoneras.
  • Desconecta y cubre todos los contactos eléctricos.
  • Mantén fuera de su alcance los cables de electricidad y retira los aparatos electrónicos que no utilizas.
  • Cubre los bordes filosos de los muebles con un material suave como hule espuma.
  • Instala alarmas de humo en todas las habitaciones y revísalos con frecuencia.
  • Guarda un botiquín de primeros auxilios en un lugar de fácil acceso para los adultos.
  • Protege tus ventanas y mantén fuera del alcance de los niños los cordeles de las persianas.
  • Guarda los productos químicos y medicamentos fuera del alcance de los niños o en anaqueles cerrados con llave.
  • Limpia de inmediato cualquier líquido que se derrame y desinfecta el área si es necesario.
  • Programa en tu teléfono los números telefónicos para emergencias y déjalos visibles para otras personas.

Manteniendo los pisos seguros

Mantener limpias las mesas y superficies de trabajo es tu segunda naturaleza. Pero es fácil olvidar que la superficie de "trabajo" de tu hijo es el piso. Sin la higiene apropiada, los dañinos gérmenes y bacterias pueden entrar en los zapatos de las visitas y propagarse con rapidez de una habitación a otra.

Limpia y desinfecta con frecuencia los pisos de tu casa para proporcionar un lugar seguro donde tu hijo pueda jugar. Prueba el Lysol® Desinfectante Líquido Multiusos para eliminar 99.9% de las bacterias* y limpiar todos los líquidos derramados y manchas en el piso.

Seguridad e higiene de las mascotas

Tener una mascota puede ser agradable para toda la familia y es magnífico para la educación de tu hijo. Con unas cuantas reglas sencillas puedes minimizar las probabilidades de que las bacterias pasen de tu mascota a tu hijo.

  • Lávate las manos después de manejar las mascotas o su equipo (por ejemplo, recipientes para alimento, arenero,etc.)
  • Pide a tu hijo que no bese a tu mascota.
  • No permitas que tu mascota lama a tu hijo en la cara.
  • Mantén a las mascotas alejadas de las áreas donde preparas y consumes los alimentos.
  • Limpia y desinfecta con frecuencia el equipo de tus mascotas.
  • Asegúrate de mantener el alimento de las mascotas alejado de los niños.